INTXAURSALSA

Pubicado el : 22/07/2019 10:50:27
Categorias : Nuestras recetas

Continuamos otro lunes más con el recorrido gastronómico en el blog de Tu Trébol por nuestro país. Seguimos por el norte donde ya hemos probado cosas realmente deliciosas y hoy no iba a ser menos. Nos paramos en el País Vasco, lugar famoso por sus tapas y su delicioso bacalao. Sin embargo, hoy te enseñaremos a hacer un postre que estuvo a punto de extinguirse por completo, la Intxaursalsa.

¿Qué significa eso? Estarán pensando… Pues bien, dicho en euskera, significa literalmente salsa de nueces y originalmente es un postre navideño muy tradicional de los caseríos vascos. A principios del siglo XX y, sobre todo en Vizcaya, la intxaursalsa se hacía con bacalao o con chocolate. Se solía consumir en invierno en las zonas rurales debido a la gran cantidad de nueces que se recogían en otoño. Como comentábamos antes, casi desaparece y se rescató en los 80 gracias a algunos gastrónomos.

Recuerda que se tiene que tomar con moderación ya que tiene un alto aporte calórico.

ELABORACIÓN

 

1.- Empezamos por moler las nueces, lo puedes hacer en un molinillo. Cuanto más molidas queden, más fina resultará la Intxaursalsa.

 

2.- Cocemos la leche con la canela y la corteza del limón. Lo pasamos por un colador. Se puede sustituir la nata por agua, incluso añadir más agua. Depende de cada familia varia la receta y la manera de prepararla.

 

3.- Una vez colada la leche, le añadimos la nata y las nueces trituradas. Cuando lleve 5 minutos hirviendo añadimos el azúcar y lo dejamos hervir suavemente. Mientras, damos vueltas con una cuchara de palo, durante 20 minutos como mínimo. Depende de cómo nos guste de textura, lo dejaremos más o menos rato, pero siempre dándole vueltas.

 

4.- Para que no resulte excesivamente espesa, se puede aligerar la leche con agua. También hay quien  añade miga de pan tostada y triturada. Lo mismo ocurre con la corteza de limón, que va al gusto.

 

5.- Retirar del fuego y dejar enfriar en la nevera. Se puede preparar el día anterior con toda tranquilidad y comodidad. ¡Y se puede congelar!

 

6.- Sacamos del frigorífico y la ponemos en los vasitos individuales. Podemos decorar con nuez picada y con un poco de canela en polvo. O bien con queso de oveja rallado por encima, membrillo u otros frutos secos.

 

Para el crujiente…

 

1.- Ponemos el queso rallado ente dos papeles aptos para horno, lo aplastamos bien y lo llevamos al horno.

 

2.- Lo tendremos precalentado a 180 º C, y lo dejaremos durante 6-7 minutos.

 

3.- Una vez dorado, lo retiramos y partimos a trozos desiguales.

 

No dudes en compartir en nuestro facebook, si te animas hacer las recetas o recomendaciones nutricionales, que hemos posteado en nuestro blog, con el hashtag #TuTrebolRecetas... ¡Esperamos tus fotos!

¡Además, no olvides que todos los productos de los que hablamos en nuestro blog, están disponibles en nuestro hipermercado online!

Compartir este contenido